jueves, 15 de octubre de 2009

Éxito de asistencia y participación de la mesa redonda “Honduras tras el golpe de estado”

Ante un auditorio de 92 personas, mayoritariamente juvenil, los tres ponentes hicieron una exposición del momento en que se encuentra en este momento el país y explicaron cómo se está organizando la resistencia que no es tanto a favor de Zelaya sino de una auténtica democracia en un país donde el sistema democrático se sustenta en dos partidos que llevan a cabo las mismas políticas que permiten que haya más de un 60% de la población en el umbral de la pobreza

Mauricio Valiente, representante del Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR) y que estuvo en Honduras durante los primeros momentos del golpe de Estado en Honduras habló sobre las razones de su presencia: primero para hacer de escudos humanos y frenar, así, las actuaciones represivas de la policía, el ejército y los grupos paramilitares; segundo, para hacer de testigos y portavoces ante la comunidad internacional de lo que allí está sucediendo y tercero, para ser catalizadores de la solidaridad internacional con el pueblo hondureño.

En su intervención expuso, de manera esquemática, un brece recorrido de la historia reciente de Honduras y por qué se ha llegado a esta situación. Destacó que fue el movimiento popular quien estimuló al Gobierno de Zelaya a llevar a cabo reformas sociales, la incorporación de Honduras al ALBA. La represión consiste en la utilización de un Estado de sitio, en el que se coartan todas las libertades, para controlar a una población a través del uso de la fuerza, detenciones de presos políticos, uso de la violencia policial, asesinatos, violencia, …. “El gobierno dictatorial de Micheletti hace uso de la fuerza para intentar contener a un pueblo que se ha negado a aceptar el golpe de Estado en Honduras”, concluyó Mauricio Valiente.

A continuación tomó la palabra Rosario Roiz, dirigente del Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado en Honduras y del Movimiento Feminista de Resistencia las Lolas, quien comenzó lamentándose de que Honduras fuera conocido como una república bananera porque la industria bananera era quien ponía y quitaba presidentes enm su país, como en otros muchos de América Latina.
Y es que la historia de Honduras es, dijo, “una historia de golpes y contragolpes”.

En su intervención facilitó una serie de datos que describían el momento político y social en el que se encuentra su país en este momento; la forma de organizar la resistencia al golpe y el modo en que están establecidas las estructuras del poder, un poder político absolutamente sometido a las pocas familias que ostentan el poder económico en Honduras. Hay dos grandes partidos políticos (el Partido Liberal y el Partido Nacional) cuya única diferencia es el color que lucen en su propaganda, pero que ambos están sometidos a los intereses de los ricos.

En Honduras “la droga ha logrado corromper a la clase dirigente, estando ésta muy ligada al narcotráfico”. Rosario Roiz explicó que lo que ha ocurrido con Zelaya, que es tan corrupto como MIcheletti, porque ambos forman parte del poder instituido bipartidista para favorecer a quienes ostentan el poder económico, es que “se le fue la mano a la hora de proponer cambios en el país y esa mano la cogió el poder popular”.

Para el movimiento de resistencia no es tan importante que vuelva o no Zelaya al poder, lo relevante es que pueda organizarse y consolidarse un movimiento permanente de resistencia que democratice profundamente al país. “Las elecciones, dijo, no dan respuesta a la democracia en Honduras”.

Por último, José Filadelfo Martínez, de la organización hondureña Solidaridad Internacional para el Desarrollo, el golpe de Estado cuenta con el apoyo de la Iglesia, de la banca, de las transnacionales y de las poquísimas familias que ostentan la mayor parte de la riqueza del país. Aportó algunos datos que describen claramente la situación social y económica del país como, por ejemplo, que el 60% de la población está bajo el umbral de pobreza y que el 40% vive Conj. Menos de un dólar al día o que el 90% de las escuelas no tienen agua potable.

Terminó su intervención diciendo que en noviembre hay una convocatoria electoral y que el gobierno que salga como resultado de ésta será débil y no le quedará más remedio que negociar con el movimiento de resistencia.





3 comentarios:

Myrna Isabel dijo...

Felicidades a Jose y Rosario gracias por divulgar lo que realmente sucede en nuestro paìs.

saludos fraternos.

Myrna Mejia
HONDURAS

Anónimo dijo...

Muy interesante la charla.
Enhorabuena al PCE por acercarnos una visión del tema distinta a la que nos ofrecen los medios de comunicación.

Myrna Isabel dijo...

de eso se trata y nuevamente grcias a Jose, >Roario y al PCE