lunes, 25 de mayo de 2009

Resolución Política de la Conferencia de Organización y Finanzas del PCE

El ultimo Congreso del PCE nos mandató para “Refundar Izquierda Unida y Reconstruir política, social, organizativa y culturalmente el PCE”. El documento sobre organización, fruto en gran parte de la Conferencia anterior al congreso, concretaba las tareas. A los 4 años del Congreso, podemos constatar que se ha avanzado en la tarea de refundar IU, ya que esta Refundación está en marcha y culminara en su X Asamblea. Actualmente en IU hay una línea política clara, un discurso entendible, un sentido democrático y participativo, una imagen de independencia y soberanía, una apuesta firme por la movilización social, para hacer frente desde la izquierda al conjunto de graves problemas que el capitalismo genera en España y en el mundo. Sin caer en el triunfalismo, se está avanzando.

El partido está siendo el principal protagonista de este proceso de reconstrucción y refundación de IU, a lo cual ha dedicado una parte fundamental de su esfuerzo y tiempo, tal como iban decidiendo los órganos de dirección en cada momento. El Partido debe contemplar positivamente el papel que ha jugado en este periodo. Del mismo modo el XVIII Congreso debe concretar las aportaciones que realicemos al proceso de Refundación de IU y nuestros objetivos hasta su próxima Asamblea, a la que no podemos llegar sin haber resuelto de forma positiva los conflictos pendientes (Salamanca, Asturias, Extremadura, etc.).

Sin embargo, el Partido ha avanzado menos en su propia reconstrucción interna y política, en relación a su papel, a sus competencias y tareas, a su cohesión y disciplina democrática, y al funcionamiento coordinado entre todas sus estructuras. La tarea de esta Conferencia y sobre todo del próximo Congreso ha sido diagnosticar bien los problemas y acertar en las soluciones. Hay fuerza humana y política para hacerlo si trabajamos todos y todas en una misma dirección, lo cual no excluye el debate ni la discrepancia sino que los sitúa en la superación por la unidad de acción en la aplicación de la política aprobada.

2. La crisis económica, social y política, que vive el mundo no es algo superficial y pasajero, sino una profunda crisis provocada por el capitalismo y, de forma especial, por el neoliberalismo como la expresión más brutal, antisocial y destructora del mismo. Tal como hemos dicho en otras ocasiones, no es sólo una crisis provocada por cuatro ladrones y mafiosos, que también, sino fruto del sistema capitalista en su conjunto. El capitalismo produce graves problemas sociales, sufrimientos sin par, paro y enfrentamiento entre trabajadoras y trabajadores por un puesto de trabajo y por un salario, fomentando la insolidaridad, la inseguridad, y la desigualdad de género. El capitalismo continúa siendo el caos y la barbarie.

La tarea humana, política y organizativa principal de cada militante, y de cada organización del PCE, de la UJCE y del PSUC es comprender bien lo que ocurre, estar pegados a la realidad, e impulsar la organización y la movilización social. Esta es la única forma de que el Partido sea un instrumento útil para cambiar las cosas, para contribuir a un proceso revolucionario que avance hacia el socialismo del siglo XXI.

En consecuencia es necesaria una acción colectiva del Partido para conseguir cambiar el actual estado de cosas, construir una hegemonía ideológica, de manera que valores como la solidaridad y el trabajo social, ganen terrero frente a la insolidaridad y el individualismo. Trabajar para recuperar valores culturales de la izquierda que formen personas críticas frente a la cultura basura que fomenta la alineación del ser humano. Nuestra política tiene que tener un efecto revolucionario en la clase trabajadora y en la sociedad, capaz de derrotar al neoliberalismo.

En consecuencia con lo anterior, las tareas del Partido están claras: trabajar en la sociedad, en el movimiento obrero y sindical, en los movimientos sociales y en IU, para que la izquierda social, sindical y política asuma sus responsabilidades concretas en la larga marcha contra un sistema injusto y por el cambio social imprescindible

El PCE e IU, cada cual con su responsabilidad, encontrarán su sitio y fortalecerán un proyecto de cambio si son capaces de sumar esfuerzos y voluntades.

3. Las tareas de esta Conferencia y hasta el próximo Congreso del Partido están definidas y claras, falta concretar su desarrollo y realizarlas bajo un común denominador: pegarse al terreno con alternativas de cambio a la crisis capitalista y a la democracia liberal de baja intensidad que le da marco y cobertura y que en nuestro país tiene una de sus expresiones más elocuentes en una Ley de Partidos que restringe el ejercicio de las libertades democráticas.

No puede haber relaciones políticas democráticas en un universo de despotismo económico, social, racial, y sexual. No puede haber relaciones democráticas de igualdad con una fuerte presión para la privatización educativa y sanitaria, y la ya realizada en todos los sectores fundamentales para una sociedad, como son la energía, el transporte, la vivienda, el agua, etc. No puede haber relaciones de igualdad si la paridad de género no es una realidad en todos los ámbitos de decisión política, económica, social y cultural.

Lo que se conoce como democracia liberal está en crisis, predominando cada vez más un dominio político, económico y social de los grupos capitalistas que imponen sus políticas a gobiernos y sociedad. Es el autoritarismo, una especie de fascismo social, que recorta cada vez más el campo de decisión de la democracia política. Democracia y capitalismo son incompatibles. Esta es la realidad que ha conducido a la actual crisis que, como siempre, afecta a la mayoría de las personas que intentan vivir de la venta de su fuerza de trabajo. La crisis golpea duro pero, al mismo tiempo, plantea la siguiente pregunta a toda la sociedad ¿van a solucionarla los mismos que la han provocado o es imprescindible un cambio radical?

Un Partido y un movimiento que sean capaces de explicar bien las cosas y ofrecer alternativas fuertes en ideas y propuestas, sin complejos, puede contribuir a generar cambios en las actuales relaciones de poder, cambios de carácter social e institucional que recojan las iniciativas populares que son en definitiva la expresión desde debajo de la lucha de clases.

En resumen, el trabajo principal del Partido en este periodo y en el próximo Congreso es analizar bien la realidad, definir las alternativas a partir de valores, principios, programas y objetivos no capitalistas y articular la política, la organización y las finanzas para que ello sea posible. El Partido debe impulsar y participar en todas las movilizaciones y movimientos que expresen un sentido de denuncia, protesta, reivindicación y cambio social. Es la obligación de cada comunista, de todas las organizaciones del Partido.

Estaremos especialmente activos ante los próximos recortes de derechos sociales y laborales que están preparando los gobiernos europeos, especialmente el de Zapatero, para después de las elecciones europeas.

También es necesario impulsar un nuevo internacionalismo que haga frente al militarismo como la cara mas sanguinaria del imperialismo, pero sobre todo que luche contra quienes quieren refundar el sistema capitalista sobre bases de mayor explotación y apropiación de los recursos naturales, de menores derechos sociales, en definitiva un nuevo capitalismo más explotador y opresor hacia la mayoría de la humanidad.

En este objetivo debemos reforzar nuestra participación en los foros sociales y profundizar nuestro trabajo en los foros y reuniones de los partidos, organizaciones, movimientos que luchan por avanzar hacia otro mundo. Es prioritario seguir trabajando por mejorar en todos los sentidos al Partido de la Izquierda Europea, para que tenga más proyección social y contribuir a que el Grupo de la Izquierda Unitaria siga siendo el referente más amplio de las fuerzas de izquierda del ámbito de la Unión Europea. Hacemos un llamamiento al conjunto de la militancia del Partido a implicarse activamente en estas elecciones europeas.

Sólo desde estas dinámicas se fortalecerá el Partido y se refundará IU, encontrando en la dialéctica social su sitio cada organización.

Esta conferencia, como la anterior del pasado mes de junio, debe servir para ello. El próximo congreso valorará y juzgará lo que hemos hecho desde el anterior y si tenemos inteligencia para unir al Partido en torno a una línea ideológica y política, hacer viables y efectivas sus estructuras, y tener los recursos económicos necesarios para proyectar su actividad hacia el futuro, demostrando en la practica su utilidad, acallando las voces de los enterradores del marxismo y del comunismo, enviando a sus propietarios, sean mas lejanos o cercanos, al paro moral y al agujero negro de la historia, que hasta hace poco alardeaban de sus victorias y hoy ha quedado en la imagen de la destrucción de la riqueza y del robo.

MADRID 17 MAYO 2009

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Vamos que nunca nos vamos a separar de IU... pues a mi no me da mucha confianza el seguir así.

Anónimo dijo...

Me alegro de que el PCE no caiga en la trampa de desvincularse de IU. Eso sólo lo proponen aquellos que no creen en IU y que quieren destruirla.

Anónimo dijo...

La cosa no es desvincularse de IU o no, sino transformarla para convertirla en una formación revolucionaria, anticapitalista y democrática, como recoge la resolución: "Del mismo modo el XVIII Congreso debe concretar las aportaciones que realicemos al proceso de Refundación de IU y nuestros objetivos hasta su próxima Asamblea, a la que no podemos llegar sin haber resuelto de forma positiva los conflictos pendientes (Salamanca, Asturias, Extremadura, etc.)."

Un valenciano del Partido dijo...

A las pruebas cientificas me remito, el Partido ha perdido con IU t cada vez mas, IU ha desvirtuado del mensaje del Partido cada vez mas, y si algo ha recuperado al Partido es cuando se ha estado mirando por si mismo, creo que se puede tener propia autonomia de trabajo como Partido sin tener que sacrificarse tanto dejandose llevar por IU, ¿IU es un movimiento politico y social?Pues tratemosle como tal y no como un partido, que Partido Comunista solo hay uno, no nos engañen, muchos querrian tener las siglas del Partido y al no poder prefieren no verlo, que el Próximo congreso sea el que rompa esas cadenas que se autopuso erroneamente, con buenas intenciones y eso pero hay que hacer autocritica, cuanto antes mejor, eso si queremos que la clase obrera pueda llegar a organizarse en este periodo de crisis con cierta fuerza. La lucha no solo está en las instituciones, es parte vital, pero hay mucho mas donde se requiere nuestra presencia, que nadie nos tape la boca, IU esta bien, pero el Partido debe tener la independencia y autonomia que nunca debió renunciar, todavia estamos a tiempo!!

marmax dijo...

No pierdo la esperanza de que las aguas vuelvan a su cauce natarural en IU-PC- y demás agrupaciones. Recuperemos la cordura!