martes, 5 de agosto de 2014

EL PCE-SALAMANCA SE SOLIDARIZA CON LA TRABAJADORA DESPEDIDA EN SALAMANCA DE TRANSPORTES

  El Partido Comunista de Salamanca (PCE), quiere manifestar públicamente su solidaridad con la trabajadora de la empresa Salamanca de Transportes SA, María José Jaramillo, despedida el pasado mes de Julio de la empresa que gestiona el servicio municipal de trasporte urbano del Ayuntamiento de Salamanca.
  

  Para el PCE-Salamanca, el despido de la trabajadora supone una vulneración de su derecho constitucional a no ser discriminada por su actividad sindical en la empresa, verdadera razón que ha motivado su despido.
    

   Aunque la empresa Salamanca de Transportes SA ha alegado que las razones que motivan el despido de la trabajadora son de carácter económico, en base a supuestas pérdidas económicas producidas durante el año 2013, para el Partido Comunista de Salamanca (PCE) no cabe ninguna duda que el despido es una respuesta empresarial ante la actividad sindical de la trabajadora y al hecho de que la misma haya demandado a la empresa reclamando sus derechos recogidos en el convenio colectivo de aplicación.
    

   Nos parece más que sorprendente, que la medida que adopta la empresa Salamanca de Transportes SA con el supuesto fin de evitar unas pérdidas económicas, que según la misma se elevaron hasta los 223.212,95 euros en el año 2013, sea el despido de una trabajadora cuyo salario no llega a representar ni el 10% de las supuestas pérdidas alegadas por la empresa.   

    Para PCE-Salamanca resulta evidente que con este despido la empresa pretende, por un lado sacar de la plantilla a una trabajadora que se ha significado durante los ocho años que lleva trabajando en la misma, por su actividad reivindicativa y defensora de los derechos de los trabajadores y trabajadoras del sector, y por otro amedrentar al resto de la plantilla con medidas similares ante futuras reivindicaciones laborales.
    

   Consideramos también que el Ayuntamiento de Salamanca es cómplice de la empresa adjudicataria del servicio de transporte ante la medida adoptada, ya que en ningún momento ha exigido a Salamanca de Transportes SA el cumplimiento del acuerdo adoptado en abril de 2013, entre Ayuntamiento, empresa adjudicataria del servicio y representantes de los trabajadores, en el que a cambio de moderación salarial para los siguientes cuatro años, se firmó un compromiso de no efectuar despidos por causas económicas durante la vigencia del acuerdo.
    

   El Partido Comunista de Salamanca (PCE) considera que la pasividad cómplice del Alcalde de Salamanca ante el despido de la trabajadora, supone además un flagrante incumplimiento del compromiso Sr. Mañueco de garantizar los puestos de trabajo en el servicio del transporte urbano de la ciudad, manifestado cuando se hizo público el acuerdo adoptado en abril de 2013.
    

   Desde el PCE-Salamanca reclamamos al Sr. Mañueco que adopte las medidas necesarias dirigidas a cumplir su compromiso de estabilidad en la plantilla de la empresa adjudicataria y a Salamanca de Transportes SA el fin de las actuaciones anti-sindicales y la inmediata readmisión de la trabajadora despedida.


Partido Comunista de Salamanca (PCE)