lunes, 19 de mayo de 2008

El PCE-Salamanca denuncia que la Junta de Castilla y León discrimina a los alumnos de infantil que no optan por la asignatura de religión

La Junta de Castilla y León no establecerá para el próximo curso una asignatura alternativa a la religión para los alumnos de infantil. El Boletín Oficial de Castilla y León del pasado 12 de mayo, publicó la Orden EDU/721/2008 de 5 de Mayo por la que se regula la implantación, el desarrollo y la evaluación del segundo ciclo de la educación infantil (alumnos de 3 a 6 años) en la Comunidad de Castilla y León para el próximo curso.

Su Disposición Adicional Segunda establece que las enseñanzas de religión se ofertarán en todos los cursos del segundo ciclo (1º, 2º y 3º) de la Educación Infantil, es decir que todos los centros estarán obligados a ofertar a los padres la posibilidad de que sus hijos cursen la asignatura de religión en el próximo curso. Sin embargo dicha disposición no establece una asignatura alternativa para los alumnos cuyos padres opten porque sus hijos no acudan a la asignatura de religión.

Así dicha Orden únicamente establece que los centros educativos desarrollarán las medidas necesarias para que estos alumnos que no acudan a religión, reciban la debida atención educativa, pero se prohibe que estas medidas consistan en el aprendizaje o refuerzo del contenido de las materias del mencionado ciclo de educación infantil. Es decir, tendrán prohibido recibir de sus profesores enseñanzas de lenguaje, idioma extranjero, habilidades en autonomía personal o de otra área comprendida en el segundo ciclo de Educación Infantil mientras sus compañeros reciben religión.

Para el Partido Comunista de Salamanca (PCE), esta medida implica una evidente discriminación para los alumnos cuyos padres no opten por la asignatura de religión, ya que los mismos, mientras sus compañeros reciben la enseñanza religiosa, tendrán vedado incluso reforzar los conocimientos que van adquiriendo en este ciclo educativo ya que dicha orden lo prohíbe expresamente con la intención de que estos alumnos no adquieran conocimiento alguno mientras sus compañeros reciban la asignatura religiosa.

Para el Partido Comunista de Salamanca (PCE) esta prohibición a la existencia de lo que debería ser la alternativa a la religión en las escuelas de infantil, incluso la prohibición a que se refuerce a los alumnos que no dan religión en los conocimientos y habilidades contenidos en este ciclo educativo, no es mas que una medida de la Junta de Castilla y León orquestada con la finalidad de que los padres opten por la asignatura de religión ante la posibilidad de que sus hijos durante ese tiempo no reciban ningún estímulo formativo en las aulas y deban suspender su actividad formativa durante el tiempo que sus compañeros dedican a la formación religiosa.

El hecho de que la Junta de Castilla y León no obligue a los centros a establecer una alternativa a la asignatura de religión para los alumnos de infantil, se enmarca dentro de la campaña del Partido Popular de fomentar la "evangelización" de los alumnos, desde la más temprana edad, evitando que los padres tengan realmente una opción educativa a la enseñanza religiosa y con ello discriminar a los alumnos que no optan por la religión.

Una vez mas desde el Partido Comunista de Salamanca (PCE) exigimos que la enseñanza de religión, sea de la confesión que sea, esté fuera de las escuelas públicas y se enmarque en el ámbito familiar, ya que consideramos que la enseñanza religiosa debe formar parte exclusivamente de la formación que los padres den a sus hijos, pero fuera del sistema educativo, ya que dentro de éste dificulta la formación en igualdad de condiciones del conjunto del alumnado.

Consideramos que la Junta de Castilla y León está adoptando todas las medidas que están en su mano para dificultar que los padres puedan adoptar libremente la decisión de que sus hijos no reciban religión en las escuelas, como es en este caso, no estableciendo una asignatura alternativa a la religión que haga que los alumnos saquen el mayor rendimiento a las horas lectivas establecidas en los ciclos de la educación reglada.


Partido Comunista de Salamanca (PCE)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Los fascistas como siempre adoctrinando a la gente en aras a la "libertad religiosa" que solo argumentan cuando les conviene.

Anónimo dijo...

La cuestión es terminar con el acuerdo entre el Estado Español y el Vaticano que es el que "justifica" que todavía la religión este dentro de las escuelas.
A ver si el "revolucionario" Zapatero tiene valentía para acabar con un acuerdo que permite que los curas sigan metiendo sus manazas en la educación.

Anónimo dijo...

Vamos que para el PP es mejor creyentes que inteligentes.

Anónimo dijo...

La religión es el opio del pueblo y el PP y la iglesia católica sus camellos.

Pedro Antonio Sánchez Prieto dijo...

Aquí hay un problema muy grabe en la educación. Para empezar que se cambia la ley de educación más que los calzoncillos. En segundo lugar, esos cambios de leyes de educación suelen ser desastrosos y sin ningún tipo de consensos porque suelen primar los intereses de los partidos políticos (PP y PSOE) y por otra parte los intereses de la Iglesia Católica. Yo creo que hoy día, y no creo exagerar con esto, uno de los mayores problemas de la educación en España son los intereses que tienen en ella los partidos y la jerarquía eclesiástica, lo malo es que sale caro y luego los resultados son desastrosos.

Saludos!!

Por cierto, muy buena la viñeta de “El Roto”