viernes, 28 de noviembre de 2014

Nuestro camarada, el profesor José Sarrión, es readmitido en su plaza de profesor en la UPSA

Tras una intensa campaña de solidaridad, la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) ha reconocido la nulidad del despido del profesor Dr. José Sarrión Andaluz, despedido el pasado mes de julio por orden del Obispo de Salamanca, Carlos López Hernández, como represalia a su militancia en organizaciones políticas de izquierdas y movimientos sociales. La UPSA ha reconocido la nulidad del despido en el acto de conciliación anterior al juicio, ante la abundancia de pruebas testificales y documentales del carácter discriminatorio del despido y la intensa campaña de solidaridad desarrollada durante los últimos meses. Dicha nulidad implica la aceptación por parte de la empresa de todas las reivindicaciones que realizaba el demandante, incluido el reconocimiento del carácter ideológico del despido. El despido de Sarrión fue la culminación de un proceso de persecución ideológica iniciada tras la Huelga General del 29 de Marzo de 2012, que finalmente desembocado en su despido, meses después de ser elegido miembro del Comité Federal del Partido Comunista de España (PCE). Todo ello a pesar de que Sarrión se encuentra muy por encima de la media de valoración de la Facultad y de la Universidad, según las encuestas de satisfacción de los alumnos. El Obispo reconoció, poco después del despido, que él mismo emitió la orden de expulsar al profesor, a pesar de no haber encontrado ningún motivo objetivo para despedirle más allá de las convicciones de izquierdas del profesor, que para el primado son incompatibles con la docencia en la UPSA, llegando a reconocer que se trata de un acto de “legítima discriminación ideológica” . 

La gravedad de los hechos dio lugar a que Sarrión interpusiera una demanda reclamando la nulidad del despido por vulneración de derechos fundamentales. El reconocimiento de dicha nulidad por parte de la UPSA implica la aceptación de todas las reclamaciones de Sarrión, poniendo fin a este proceso con una victoria del movimiento popular.

Durante los últimos meses el mundo académico y cultural ha expresado su rechazo al despido de Sarrión a través de un Manifiesto titulado “Contra la persecución ideológica en la Universidad Pontificia de Salamanca”. Más de 200 profesores universitarios firmaron dicho manifiesto, entre ellos dos ex-rectores de universidades públicas y una treintena de Catedráticos, así como 200 profesores de universidades de todo el país. Personas del mundo de la cultura y la política también han querido sumarse a la condena, como Marcos Ana (Poeta y Premio Castilla y León de Valores Humanos 2013), José Luis Centella (Secretario General del PCE), Pablo Iglesias (Secretario General de PODEMOS y profesor de la UCM) o Julio Anguita (exCoordinador de IU). El movimiento estudiantil de todo el país ha mostrado también su rechazo al despido, entre ellos los Presidentes de Consejos de Alumnos de siete Universidades públicas. Asimismo, 134 ex alumnos de Sarrión presentaron un escrito propio de protesta. Por último, es destacable el apoyo a Sarrión de personas del ámbito de la teología como Leonardo Boff, Juan José Tamayo, Benjamín Forcano, Xavier Pikaza, Jaume Botey y varias decenas de curas obreros y teólogos de la liberación.