martes, 2 de septiembre de 2008

El PCE-Salamanca califica el programa de fiestas 2008 de “unilateral, caro, centralista y comercial”.

El Partido Comunista de Salamanca (PCE) propone un modelo de Fiestas Patronales más populares y menos derrochadoras, con participación del movimiento vecinal, las asociaciones culturales, y donde se potencien las peñas fiesteras.


Desde el PCE valoramos que el programa de las Fiestas Patronales de Salamanca para el presente año 2008, presentado en el día de ayer por el Alcalde de la ciudad, es unilateral caro, centralista y comercial.

Unilateral, en cuanto que para su elaboración el Ayuntamiento de Salamanca no ha contado con la participación de los colectivos vecinales de la ciudad. En una demostración más del desprecio que el Equipo de Gobierno del Partido Popular siente hacia los colectivos vecinales, que en diversas ocasiones han requerido que se les tenga en cuenta a la hora de elaborar el programa de fiestas, el Ayuntamiento no ha convocado a los mismos para, al menos, oír sus propuestas y opiniones.

Para el Partido Comunista de Salamanca (PCE), el gran reto que tienen las Fiestas de Salamanca es lograr la participación en las mismas de la mayoría de los habitantes de la ciudad. Para lograrlo sería imprescindible recoger las opiniones de los colectivos vecinales y no, como hace el Ayuntamiento, hacer una programación desde los despachos de la Plaza Mayor, sin tener en cuenta las opiniones de los ciudadanos.

Desde el PCE-Salamanca proponemos una política de promoción y respaldo institucional a las peñas festivas típicas de nuestra tradición de fiestas rurales, premiando su creación y cediéndoles parte del protagonismo en estas Fiestas. Asimismo, debe abrirse un espacio de participación para los grupos de música, danza, teatro y asociaciones culturales de Salamanca, habitualmente marginadas de la programación cultural.

Caro, en cuanto que, según las estimaciones del Partido Comunista de Salamanca (PCE), al presupuesto oficial reconocido por el Alcalde de la ciudad para estas Fiestas de septiembre, 700.000 euros, habría que sumar varias partidas no contempladas, como los gastos de personal de los trabajadores municipales que intervendrán en la organización y desarrollo de las fiestas (policía local, trabajadores de mantenimiento, limpieza, técnicos de festejos, etc.) o los gastos de infraestructura de las diferentes actividades (luz, instalaciones, etc.), que el Ayuntamiento tramposamente no contempla como gastos a incluir en el presupuesto para las fiestas.

Con ello, el Partido Comunista de Salamanca (PCE) considera que, incluyendo todos los gastos que el Ayuntamiento va a afrontar para la preparación y desarrollo de las fiestas patronales, el presupuesto real se acercaría mucho al millón de euros. Cantidad, que teniendo en cuenta la estrepitosa situación económica del Ayuntamiento, supera con mucho las posibilidades económicas de un Ayuntamiento endeudado que no tuvo reparos en subirnos el último año tasas municipales como el IBI, el agua o el autobús, a pesar de la masiva oposición ciudadana.

Empleando la mitad de este presupuesto podrían mantenerse la misma cantidad de espectáculos si en lugar de centrar todas las actuaciones en grupos de gran caché de fuera de Salamanca, se cedieran parte de los escenarios a la actuación de los jóvenes grupos musicales de nuestra ciudad y provincia, y al mundo cultural salmantino en general. Por tanto, el PCE-Salamanca defiende un modelo de fiestas menos derrochador y más festivo, al estar protagonizadas las fiestas por la gente.

Centralista, en cuanto la casi totalidad de los actos programados tendrán su desarrollo en la zona centro de la ciudad, no existiendo programación de fiestas en los barrios de la ciudad, en donde sería muy necesario programar actividades de calle, en coordinación con las asociaciones vecinales, en vista de la carencia de actos culturales que en los mismos hay durante el año.

Comercial, al cederse las casetas a locales hosteleros privados de nuestra ciudad. Las fiestas de Salamanca se están utilizando para beneficio económico de una minoría, cuando podrían ser una oportunidad de oro para potenciar el movimiento vecinal si los permisos de casetas se cedieran gratuitamente a las asociaciones de vecinos y peñas fiesteras. Por tanto, desde el PCE-Salamanca consideramos que estas casetas deberían estar destinadas especialmente a estas asociaciones, potenciando el protagonismo de los vecinos en estas Fiestas y ayudando a autofinanciar al asociacionismo charro, y que no se lucren sólo los empresarios habituales.

Para el Partido Comunista de Salamanca (PCE) las fiestas programadas por el Ayuntamiento de Salamanca para este 2008, incurren en los mismos errores que años anteriores, lo cual demuestra la actitud prepotente del actual Equipo de Gobierno, que hace oídos sordos a las demandas que año tras año hacen los vecinos sobre las fiestas a pesar de la escasa participación que los salmantinos vienen demostrando año tras año en las fiestas de la ciudad.


Partido Comunista de Salamanca (PCE)
Grupo de Trabajo de Política Municipal

1 comentario:

Jorge dijo...

La verdad es que tiene cojones que Salamanca, con la fiesta y juventud que tiene, tenga un truño de fiestas patronales como éstas. Y eso que con las casetas de día ha mejorado, al menos te enteras de que hay fiesta, pero claro, todo pa los cuatro hosteleros de siempre, no sea que pille alguien más y haya que ampliar el club.

Las fiestas tienen que ser patrimonio de todos los salmantinos, montada por y para los vecinos, y en lugar de gastar tanto dinero en traer grupos petardos fórmula cadena 100, que se monte un buen festival con grupos noveles que la podíamos gozar.